Por ley, trasplantados tendrán un régimen laboral especial

Gozarán de licencias especiales para realizarse estudios. A empleadores de personas con trasplantes se les descontará el 70% del Impuesto a las Ganancias.

Desde la Nación se puso en funcionamiento este mes un novedoso sistema de protección integral para las personas trasplantadas, por el cual entrará en vigencia un régimen laboral especial para las referidas personas. Ello se conoció gracias a la publicación en el Boletín Oficial de la Nación del contenido obligatorio de la Ley Nacional número 26.928.

En el octavo artículo de la legislación nacional se determina que los trasplantados “que deban realizarse controles en forma periódica, gozarán del derecho de licencias especiales que les permitan realizarse los estudios, rehabilitaciones y tratamientos inherentes a la recuperación y mantenimiento de su estado de salud, que fueran necesarios sin que ello fuera causal de pérdidas de presentismo o despido de su fuente de trabajo”.

En el siguiente apartado se agrega que “el empleador tiene derecho al cómputo de una deducción especial en el Impuesto a las Ganancias equivalente al 70 por ciento, en cada período fiscal, sobre las retribuciones que abone a trabajadores comprendidos en el artículo 1° de la presente ley”.

Por ley, trasplantados tendrán un régimen laboral especialAdemás en el décimo apartado se estipula que “el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social debe promover programas de empleo, de emprendimiento y talleres protegidos, destinados a las personas trasplantadas comprendidas en el artículo 1° de la presente ley”.

La referida legislación argentina fue sancionada por ambas Cámaras del Poder Legislativo el 4 de diciembre del año pasado.

Aunque recién esta semana entró en vigencia para todo el territorio de la jurisdicción nacional por su publicación en el Boletín.

Contenido legal
En el primer artículo de la referida legislación publicada en el Boletín se determina que el objeto es crear un régimen de protección integral para las personas que hayan recibido un trasplante inscriptas en el Registro Nacional de Procuración y Trasplante o se encuentren en lista de espera para trasplantes del Sistema Nacional de Procuración y Trasplante de la República Argentina (Sintra) y con residencia permanente en el país.

Mientras que en el segundo apartado se agrega que “el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai) en coordinación con los organismos jurisdiccionales de procuración y trasplante, extenderá un certificado-credencial cuya sola presentación sirve para acreditar la condición de beneficiario”.

Mientras que en el tercer artículo de la Ley Nº 26.928 se determina que la “autoridad de aplicación de la presente ley es el Ministerio de Salud de la Nación. El referido debe coordinar su accionar con las jurisdicciones y con los organismos nacionales competentes en razón de la materia. En las respectivas jurisdicciones será autoridad de aplicación la que determinen las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

Por otro lado, en el artículo 4 de la ley nacional se estipula que “el Sistema Público de Salud, las obras sociales enmarcadas en las Leyes 23.660 y 23.661, la obra social del Poder Judicial de la Nación, la Dirección de Ayuda Social para el Personal del Congreso de la Nación, las entidades de medicina prepaga y las entidades que brinden atención al personal de las universidades, así como también todos aquellos agentes que brinden servicios médicos asistenciales a sus afiliados independientemente de la figura jurídica que posean, deben brindar a las personas comprendidas en el artículo 1° de la presente ley cobertura del ciento por ciento en la provisión de medicamentos, estudios diagnósticos y prácticas de atención de su estado de salud de todas aquellas patologías que estén directa o indirectamente relacionadas con el trasplante”.

Además en el siguiente apartado de la legislación obligatoria para la jurisdicción argentina se oficializa que “la autoridad de aplicación, a través del organismo que corresponda, debe otorgar a las personas comprendidas en el artículo 1º de la presente ley los pasajes de transporte terrestre o fluvial de pasajeros de jurisdicción nacional, en el trayecto que medie entre el domicilio de aquellas y cualquier destino al que deban concurrir por razones asistenciales debidamente acreditadas. Lo anterior debe extenderse a un acompañante en caso de necesidad documentada. En casos de necesidad y por motivos exclusivamente asistenciales, se otorgarán pasajes para viajar a través del transporte aéreo”.

Fuente: territoriodigital.com