La fertilización asistida en Comodoro ya es una realidad

En octubre de 2014 se inauguraba en Comodoro Rivadavia el primer centro de fertilización asistida para tratamientos de alta complejidad de la provincia: “Meiosis”, hoy son 8 las parejas que han logrado completar el procedimiento in vitro y esperan los resultados y en total 10 que culminarán el proceso en breve.

A fines de octubre del año pasado se hacía la presentación de “Meiosis”, el primer centro de fertilización asistida en Comodoro Rivadavia y en toda la provincia. Desde entonces el centro comenzó su trabajo en las instalaciones del Sanatorio Asociación Española.

“Pacientes hay muchas, porque ya veníamos de años haciendo el estudio de la pareja infértil realizando tratamientos de baja complejidad (inseminación intrauterina). Derivábamos a los pacientes para los tratamientos de alta complejidad a Bahía Blanca en la etapa final. La paciente se preparaba (estimulación de la ovulación y seguimiento) acá en Comodoro e iba allá para finalizar el tratamiento, comentó el doctor Fernando Migliora.

EN SERIES

“Los pacientes se van preparando por series de tratamientos en un año”, afirmó el profesional en diálogo con El Patagónico porque se necesita la presencia durante una semana del biólogo que es el que se encarga de la unión de los óvulos con los espermatozoides y su seguimiento diario para ver su evolución y posterior transferencia. También es necesaria la presencia del especialista de Ameris Bahía Blanca con quien procedemos a realizar las punciones y transferencias posteriores”.

La fertilización asistida en Comodoro ya es una realidad“Se comienza con la medicación, que es inyectable, se hacen ecografías, análisis de sangre, donde se evalúa cómo van respondiendo los ovarios a la estimulación de la medicación. Cuando los ovarios cuentan con los folículos de un tamaño determinado y cantidad determinada, la paciente se interna dos horas aproximadamente, va a sala de punción, con una sedación de 15 o 20 minutos, los óvulos obtenidos se unen con los espermatozoides que el esposo ha obtenido, aquí comienza la importante labor del biólogo. La paciente se va de alta cuando pasa el efecto de la sedación”.

“A los tres días de la punción la paciente deberá volver al centro para transferirle (procedimiento sin anestesia) los embriones al útero y se vuelve a la casa con una medicación especial”.

Luego se debe esperar de 12 a 14 días para hacer un análisis de sangre que pueda determinar si el tratamiento cumplió su objetivo. “Si da resultado positivo entonces, hacemos el contacto con nuestros colegas tocoginecólogos quienes prosiguen con la atención el embarazo de la paciente. “Se controla como un embarazo totalmente normal. El hecho de la paciente hay hecho un tratamiento de baja o alta complejidad no cambia el modo en que el obstetra controla luego el embarazo”, aclaró el médico.

“Es importante la contención que uno le da a la paciente porque si todos esperamos buenos resultados, las parejas más aún, decimos en forma coloquial: las paciente quisiera embarazarse ayer. Pero es un proceso muy largo y estos pacientes llevan años buscando el embarazo. Además, los estudios, sin bien no son muchos, algunos son molestos”.

Migliora adelantó “ya estamos viendo la posibilidad de que alrededor de fin de octubre hagamos la siguiente serie. Mientras tanto, siguen a diario acercándose parejas a realizar consultas”.

“UNA CHANCE”

Migliora señaló: “cuando decidimos empezar con esto, junto con la doctora Otegui, ya estaba por salir la Ley de Fertilidad. Vemos el sufrimiento por lo que tienen que atravesar las parejas que no consiguen el objetivo. Es una realidad que hay parejas que si no fuera por la posibilidad de realizar el tratamiento a través de una obra social nunca podrían acceder a un tratamiento. El costo de un tratamiento es en Comodoro es similar a los que se pueden realizar en muchos lugares del país”, teniendo en cuenta además la ventaja de no tener que trasladarse, las semanas de estadía, lucro cesante, etc.

“Empezamos este proyecto pensando que la menor dificultad iba a ser el tema de la cobertura por parte de las obras sociales y prepagas, pensábamos que era mucho más difícil el equipamiento, la habilitación, la logística. Hoy en día trabajamos con algunas obras sociales”, manifestó el doctor y agregó: “es nuestra esperanza y nuestro deseo que podamos trabajar con un mayor número de las mismas para brindar a la comunidad de Comodoro y de la Patagonia el sueño que tanto se anhela”.

CRIOPRESERVACION

Además de los tratamientos de baja y alta complejidad, Meiosis ofrece a los pacientes la criopreservación de embriones. “Si se logran más de dos o tres embriones,(número máximo de una transferencia) se acuerda entre la paciente, el médico y el biólogo cuántos embriones se transfieren y se pueden criopreservan en el tiempo. Si la mujer no puede quedarse embarazada en el primer intento, puede haber un nuevo intento transfiriendo embriones que haya podido criopreservar”.

“Este procedimiento ya se hizo en Comodoro Rivadavia, hay pacientes que tienen embriones para un segundo intento” y se evita todo el proceso de medicación, inyecciones ,ecografías que tuvieron que realizar hasta el día de la punción.

Lo que también se puede lograr es “la crioperservación de óvulos, eso está muy en difundido en estos tiempos”.

Otra opción es “en el caso de los hombres que no tienen espermatozoides en el eyaculado. Se hace una biopsia de testículos para ver si hay espermatozoides. Por ejemplo, para octubre tenemos programadas biopsias. Lo hace el urólogo en quirófano y el biólogo observa si hay espermatozoides y los criopreserva, para que en un segundo tiempo realizar un tratamiento in vitro”.

En un futuro el equipo del primer y único centro de fertilidad de Chubut espera “poder llegar a todos y que la mayor cantidad de la gente pueda tener acceso”, remarcó Migliora y aprovecha e expresar un agradecimiento para la comisión directiva de la Asociación Española, sus directivos, trabajadores y colegas, “por el apoyo, confianza y aliento de todos estos años”.

El staff de Meiosis está compuesto por su directores médicos, Dr. Fernando Migliora, M.P. 1927, Dra. María Claudia Otegui, M.P.1926, Dr. Roberto Crowley, director de Ameris, centro de ginecología, fertilidad y urología de Bahía Blanca.M.P.3899, Dr. Claudio Bisioli, director del Laboratorio de Embriología; codirector del programa de diagnóstico genético preimplantacional en Pregna Medicina Reproductiva ; consultor en diversos centros del país. Participaron en esta ocasión como instrumentadoras: Agustina Zárate, Liliana Troncoso. Médicos anestesiólogos: Dr. Roberto Aguilar, Dr. Oscar Heras. Enfermería: Mercedes Burela.

Fuente: elpatagonico.com