Crece la deuda del Ipross con los médicos y pone en riesgo la atención

Crece la deuda del Ipross con los médicos y pone en riesgo la atención

El pasivo que acumula la obra social provincial –Ipross– con los prestadores médicos de Río Negro está poniendo casi al límite la atención de los más de 90.000 afiliados en gran parte de la provincia. La deuda suma nuevos capítulos y si esta semana no se concretan pagos, la situación podría derivar en un conflicto.

Desde el mes de septiembre el Ipross no abona a la Federación Médica provincial, que agrupa a todos los Colegios con excepción de Bariloche y Viedma, el monto por las cápitas mensuales y desde hace más de 8 meses tampoco cancela las prestaciones extra cápita, explicó Carlos Sosa, integrante de la Comisión Directiva de la Federación, que ayer se reunió en Roca para abordar la situación de Ipross “como tema excluyente”.

Si bien acordaron “por el momento” no adoptar medidas que terminarán afectando a los afiliados, informaron que enviaron una nota al titular de la obra social, Claudio Di Tella, reclamando la cancelación del pasivo. Los médicos esperan que al menos la provincia “cancele” los montos de la cápita atrasada “para poder comenzar un diálogo” por el resto del pasivo.

Se trataría de un monto que gira en torno a los 30 millones de pesos, según se supo extraoficialmente. Los profesionales prefirieron no hablar de cifras.

“Le hicimos un reclamo a Di Tella en relación a la gran morosidad por las prestaciones contractuales y extracontractuales, porque los médicos están muy afectados. Por ejemplo todo lo que es extracápita se concentra entre Roca y Cipolletti por la mayor complejidad, pero ya no podemos seguir financiando el sistema porque son 8 meses que ya nos deben”, indicó Sosa.

Además, uno de los puntos centrales que se exige también es el pago del 28% de actualización que se acordó en abril “como parte del nuevo convenio”, pero que “nunca pagaron”.

“Por más buena voluntad que se ponga, no hay forma de seguir. Acompañamos hasta donde pudimos, nosotros les hemos adelantado algo a los médicos pero hoy la Federación ya no tiene recursos. Por eso esperamos que por lo menos nos paguen el mes de septiembre, que nos empiecen a pagar el monto del nuevo convenio y el resto estamos dispuestos a negociar”, explicó Walter Hoffman. “La idea nuestra es componedora pero se cortó el oxígeno”, redondeó el profesional.

El cobro del plus

Los integrantes de la Federación reconocieron, en este contexto, que se está cobrando un “plus” a los afiliados “porque los valores son bajos y encima no pagan”, y admitieron que cuenta esta práctica con una “aceptación tácita” por parte de las autoridades de la obra social, pese a que no está permitido en el convenio. En este escenario la única salida es que la provincia pague una parte de la deuda.

El “plus” para las prepagas

Desde el próximo año los médicos impondrán un sistema de “copago” también para todas las empresas de medicina prepaga. “No hay deuda pero los valores de consulta que abonan son muy bajos, así que vamos a empezar a informar sobre el nuevo sistema y desde marzo se va a imponer este sistema porque los gastos de consultorio son crecientes y las empresas se niegan a actualizar los valores”, indicó Sosa, el secretario de la Federación que agrupa a unos 900 médicos en Río Negro.

Según explicó, se “blanqueará” el cobro de un plus que se denominará “unidad de gastos de consultorio” y se emitirán las correspondientes facturas.

“Vamos a avanzar estos meses con el análisis con las empresas y para las que no acuerden (los montos que abonan) por el valor de consulta, sus asociados tendrán que hacer frente a este co-pago”, indicó finalmente.

Fuente: rionegro.com.ar